Pablo Saura

Pablo Saura

¿Por qué están tan de moda los lanzamientos?… y cómo aplicarlos a tu negocio – Parte 1

Lanzamintos

Hemos estado hablando las últimas semanas sobre los mandamientos que debíamos seguir para crear un negocio digital. Llegado el momento, una vez planteado nuestro servicio o producto digital tenemos que lanzarlo al mercado.

Esto a nivel de marketing lo llamamos lanzamiento. Puede que ya te hayas currado el contenido o que simplemente quieras ver si hay demanda antes de crearlo, lo que es seguro es que sin nadie a quien venderle no sirve de nada todo el trabajo que hayas hecho.

En 2020 y el comienzo desde este 2021 seguro que has presenciado más de uno y de dos lanzamientos de productos o servicios que se transforman en publicidad en tu red social preferida.

De repente estás navegando por tu feed de Instagram o intentando ver un vídeo de Youtube cuando te salta una persona invitándote a algún tipo de contenido gratuito en el que tienes que depositar tu dirección de correo más preciada. 

Ya puede contactar contigo y de eso va esto, un lanzamiento no es más que un plan estratégico alrededor de tu producto o servicio para conseguir ventas.

¿Qué es un lanzamiento y qué diferencia hay con una promoción?

Como ya hemos dicho, un lanzamiento es un plan estratégico de Marketing, el objetivo es conseguir el mayor número de ventas de aquello que ofreces.

Es simple y a la vez muy complejo. Las personas no sueltan el dinero así porque sí.

Alguien que no te conozca no te va a dar un duro. Por ello, un lanzamiento consta de distintas fases, dependiendo de la complejidad que quieras darle, hasta llegar al objetivo último, la venta.

La diferencia frente a una promoción es que en ella, normalmente activas un descuento o sacas un nuevo producto sobre una audiencia ya creada, lo comunicas por tus canales orgánicos, redes, lista de correo etc. e intentas hacer las ventas por ahí invirtiendo poco dinero. 

En un lanzamiento haces una inversión en publicidad para captar nuevos leads, posibles compradores que no te conocen, y en poco tiempo los intentas educar y convencer de que lo que vendes es lo que ellos necesitan. 

Intentas despertar su deseo de seguir trabajando contigo.

Como ves la diferencia es la audiencia, un emprendedor con 50.000 suscriptores en su lista, seguramente promocionando su producto en ella, no necesite realizar un lanzamiento para conseguir un buen resultado de ventas. 

Después, por supuesto, podrá hacer un lanzamiento captando nuevas personas que no lo conocían, pero eso ya dependerá del objetivo de ventas marcado. En cambio, un emprendedor sin audiencia de ningún tipo no tiene esa opción y deberá optar por utilizar un lanzamiento para poder vender su servicio, formación o producto digital.

¡Ojo! 

Una cosa que sucede mucho es hablar de facturación cuando se trata de lanzamientos. Lo que ese lanzamiento, estrategia de venta, ha generado.

Cuando alguien intente venderte que ha facturado 100.000€ con el lanzamiento de su producto, hazle una pregunta. ¿Cuánto has invertido en publicidad?

No es lo mismo gastar 95.000€ que 20.000€. La diferencia es notable y el riesgo también. Y ya no solo gastar en publicidad, ¿has tenido que contratar a 5 personas con sus 5 sueldos para poder hacer el lanzamiento? 

Verás que a la gente se le llena la boca con la palabra facturación pero lo que de verdad nos interesa es el beneficio.

Mi consejo, conserva siempre la cordura y pregunta bien para saber donde te metes.

Te pongo un ejemplo nuestro. En uno de nuestros lanzamientos con un cliente hicimos 18.000€ de facturación neta después de invertir 3.000€ en publicidad.

Lo que importa aquí es, ¿cuánto he generado por cada euro que he invertido? Las cuentas son claras, por cada euro hemos sacado 6. 

¿Invertirías tu dinero en algo que si metes 1.000€ puedes sacar 6.000€? Seguramente. ¿Invertirías 95.000 para sacar 100.000? Te lo pensarías más…

¿Por qué y cuándo hacer un lanzamiento?

Puedes tener el mejor curso, la mejor formación, haberle dedicado cientos horas, que si nadie lo conoce, nadie te comprará. Puede parecer injusto, pero el mercado funciona así. 

Aparte de vender estos son otros beneficios:

  •  Dar a conocer tu marca, esas personas que te conocen la primera vez, ya te conocen para la segunda.
  •  Aumenta tu visibilidad, te posiciona como referente en esa temática.
  •  Vendes más, ¿lo he dicho ya?

Pero claro, vender no lo es todo. Para poder llevar a cabo uno de estos lanzamientos vas a necesitar:

  • Crear una buena planificación, mínimo unos 3 meses si quieres asegurarte de que salga bien.
  • Estar preparado para soportar, estrés, nervios y ansiedad. Estás invirtiendo mucho tiempo y dinero para poder obtener un buen beneficio.
  • Puedes quemar mucho dinero en publicidad si no lo gestionas de manera adecuada.
  • Dependiendo de la magnitud del lanzamiento tendrás que coordinar equipos de trabajo.
  • Puede afectar a tu reputación.

Uno de los últimos ejemplos puede ser este. La gente está empezando a cansarse de la misma persona todo el rato diciéndoles que no aprenden inglés porque el inglés se enseña mal, punto” y has trabajado con el FBI.

Mi consejo, planifica bien, establece unos valores honestos para tu marca, cíñete a ellos y trata de explotarlos para generar las ventas. 

Y para muestra un botón. Un nuevo cliente cerrado esta semana que justo me envió el video que te he enseñado arriba.

La semana que viene te traeré los diferentes tipos de lanzamientos dependiendo de qué es lo que vendemos y la manera de hacerlo junto con las fases que todo lanzamiento tiene.Y tú, ¿estás pensando en lanzar algo en breve?

Cada domingo comparto en forma de correo más estrategias y herramientas como esta. Si quieres que te las mande, escribe tu correo abajo.

Esta newsletter está asociada a esta web y su política de privacidad está en https://www.soypablosaura.com/politica-de-privacidad/
Ahí puedes ver que datos recogemos y como cómo ejercer tus derechos de acceso, rectificación y eliminación de los mismos.

Comparte si te ha gustado

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin